Las particularidades del

 

Bulldog Inglés

 

 

Todos los que hemos convivido con uno o varios bulldogs sabemos que es una raza especial. Se dice que el bulldog inglés es mas que un perro. La relación que se establece va mas allá del intercambio afectivo y de comunicación que tradicionalmente ha existido entre dueño y perro.

 

 

Detrás de su aspecto fuerte, musculado y gruñón se esconde un ser tranquilo y cariñoso que participa con ternura y entusiasmo de la vida familiar. Precisamente por el excelente grado de compenetración que se establece con los niños, los ingleses le llaman "the nursedog" (perro niñera). Si bien es cierto que cada bulldog tiene sus particularidades tanto físicas como temperamentales, a grandes rasgos todos tienen en común la sociabilidad y inteligencia. Es tanta su inteligencia y su capacidad de razonamiento que a menudo pecan de tozudos, incluso antes de darles una orden ya deducen que les vamos a exigir, y si no les apetece someterse a ello se valen de su talento como actores para eludir la situación. Esta es otra virtud del bulldog inglés, si por naturaleza ya es cautivador, además está dotado de una gran expresividad en la cara. Tiene la capacidad de gesticular gracias a toda la musculatura facial que posee. Hay que ser un dueño muy severo para no rendirse a sus pies ante la expresión de "penita" que pronto aprende a interpretar. ¡Y es que no siempre apetece un paseo cuando uno está a gustito tumbado en el sofá! Su deporte favorito es pegar saltos de alegría alrededor de su dueño cuando este regresa a casa. El bulldog además de ser corto y con una gran caja torácica también está dotado de mucha agilidad.

Su temperamento equilibrado y inteligente le convierten en un perro nada ladrador. Si lo hace es porqué previamente a analizado los factores y considera que la situación de alerta lo requiere.

No sólo su impresionante belleza y carácter hacen del bulldog inglés la raza ideal para convivir en familia. Sus características fisiológicas lo convierten en un perro que necesita muy pocos cuidados:

  • El pelo corto le transforma en un perro muy limpio para vivir en el interior. No precisa sesiones de peluquería especiales. Le basta con un par de baños al año.
  • Su talla mediana le convierte en un perro manejable y un paciente compañero de juegos para los niños.
  • Se adapta incluso a la vida de pequeños apartamentos. Solo necesita su alfombra en un rincón.
  • Gracias a su morfología de cabeza braquicefálica, con el consecuente acortamiento de las vías respiratorias, no necesita largos paseos, como otras razas. El Bulldog Inglés es ideal para dueños perezosos o faltados de tiempo a las siete de la mañana antes de ir a trabajar.
  • Sus necesidades dietéticas son bajas. En la mayoría de los casos les basta con una ración de pienso de 300 gramos. Esto convierte al Bulldog Inglés en un perro de una manutención muy económica.

Ya vemos que el Bulldog Inglés es muy adaptable, aun así antes de adquirir uno hay que hacer un examen de conciencia y tomar en cuenta que deberemos acoplar parte de nuestra vida a satisfacer los cuidados de nuestro nuevo amigo.

A cambio recibiremos de él un sinfín de beneficios en forma de compañía, salud y estabilidad emocional. Numerosos estudios demuestran los diferentes aspectos positivos que aportan los perros a nuestras vidas. Entre ellos cabe destacar los siguientes:

  • Contribuyen a dejar los problemas de lado y crean entretenimiento ya que proporcionan alegría y fomentan hábitos.
  • Favorecen las relaciones sociales. Hay gente que asegura que paseando sus bulldogs por la calle hacen muchos amigos.
  • La mayoría de los niños empatizan con los bulldog. Sienten curiosidad por ellos y se establece una relación que en todas las ocasiones se convierte en afecto y ternura. Además aprenden de ellos valores tan importantes como la lealtad, la honestidad y la predisposición a la obediencia.
  • El contacto físico aporta salud. Está demostrado que acariciar un perro baja la tensión arterial y regula la frecuencia cardiaca y respiratoria.

Son todas ellas cualidades beneficiosas que se ven acrecentadas cuando el perro con el que convivimos es un Bulldog Inglés, ya que sus características tan especiales le convierten en el compañero ideal.

Josep Sala

 

Menú principal "Bulldog Inglés"

Copyright © 2007-16  L'Encís Bulldogs. Todos los derechos reservados  |   Josep Sala - lencis@lencis.net