Guía práctica del

Criador de Bulldog Inglés

 

     El trabajo y esfuerzo que supone criar una camada de Bulldog Inglés es mucho: el estudio de la genética de los progenitores, el apareamiento de los bulldog, el seguimiento del embarazo, intervenir en el parto y dar todo tipo de cuidados a los cachorros. Un sinfín de labores duras para llegar al objetivo final, que es criar unos cachorros de Bulldog Inglés felices y saludables. Sin embargo, el lograr este objetivo convierte el criar una camada de Bulldog Inglés en una de las experiencias mas reconfortantes que uno puede vivir.

 

   Esta "Guía práctica de crianza del Bulldog Inglés" es fruto de los conocimientos que hemos adquirido durante muchos años como criadores de Bulldog Inglés . A través de cuatro entregas expondremos los principios básicos y consejos prácticos de las cuatro etapas de la cría del Bulldog Inglés :

  1. El sistema reproductor y el ciclo sexual de la perra.
  2. El cruce en el Bulldog Inglés.
  3. El embarazo de la Bulldog Inglés.
  4. El nacimiento de los cachorros. La intervención de los criadores.

 

1. El sistema reproductor y el ciclo sexual de la perra.

    En el Bulldog la reproducción es complicada, existen problemas de acoplamiento y de parto que están estrechamente ligados a la raza. Por tanto es necesario conocer los mecanismos básicos ligados a la reproducción.

 

El perro.

   

 Los testículos producen el esperma desde la pubertad y durante toda la vida del perro. Su calidad y cantidad disminuye con la edad o enfermedad. Los testículos se desarrollan dentro del cachorro y están sujetos por un ligamento. A la que el cachorro recién nacido cumple los dos meses aproximadamente, este ligamento se contrae y provoca el descenso de los testículos dentro del escroto del bulldog. Aunque a veces son difíciles de notar hasta la edad de los 4 meses. Es importante que un perro tenga dos testículos descendidos. Si no, es criptórquido.

    

 

El perro macho no manifiesta períodos específicos de celo, sino que puede acoplarse durante todo el año. Los perros llegan a la madurez sexual a los 10 meses de edad, pero es aconsejable no utilizarlo como reproductor hasta el año de vida. Es interesante dar a conocer a nuestro perro macho a través de exposiciones. Es en ellas donde los criadores escogen a los reproductores para las buenas hembras de Bulldog Inglés.

La perra.

Externamente está visible la vulva. Dentro del abdomen están los dos ovarios (cada uno mide 1,5 cm. de largo) . Cada ovario consta de numerosos folículos de Graaf. Cada óvulo se encuentra dentro de uno de estos folículos, que es una estructura llena de un fluido. Tras la ovulación, cada folículo se transforma en una estructura sólida denominada cuerpo lúteo, que produce una homona denominada progesterona. Las trompas de Falopio unen cada ovario con el útero, que está formado por dos "cuernos" largos separados que se encuentran en el "cuerpo del útero ". La cerviz es una sección gruesa que está entre el útero y la vagina de la hembra de bulldog.

 

 

El ciclo reproductor de la perra.

    Las distintas etapas fisiológicas de la bulldog están reguladas por variaciones hormonales que provocan los cambios anatómicos que preparan todo el aparato reproductor para la gestación si se produciese. Estas hormonas son los estrógenos, la hormona luteinizante ( LH), la hormona estimuladora de la maduración de los folículos de Graaf (FSH) y la progesterona.

    Las perras de Bulldog Inglés tienen normalmente su primer celo entre los 6 y los 12 meses de edad. Este primer celo pueda pasar casi inadvertido por el dueño. Es lo que se denomina celo silencioso. El ciclo sexual de la bulldog dura aproximadamente 8 meses. Decimos aproximadamente porqué en general no suele darse mayor importancia a una dilatación en la frecuencia de los ciclos en hembras bulldog que consideremos aptas y que no presenten ninguna sintomatología que nos haga pensar en alguna anomalía o enfermedad. El ciclo sexual de la perra bulldog está dividido en cuatro fases.

    1. Proestro. Es la primera fase. Dura entre 5 y 13 días. Es la fase en que más aumentan los estrógenos, hormonas responsables de los cambios de los que he hablado. Disminuirán al final de esta fase. Proporcionalmente la progesterona aumentará hasta alcanzar su nivel máximo durante el estro. Es fácilmente apreciable una hinchazón de la vulva con una descarga sangrienta. Algunas perras bulldog tienen una fuerte descarga y no les provoca hinchazón; otras puede que no tengan descarga pero sí una fuerte hinchazón. Otras no muestran casi ningún signo externo. Aunque en esta fase las perras "tontean" con los perros machos no aceptan que intenten montarlas durante el "corteseo".

    2. Estro o celo propiamente dicho. Dura entre 5 y 8 días. La hormona luteinizante (LH) y la hormona estimuladora de la maduración de los folículos de Graaf (FSH) provocan la formación de progesterona y la maduración de los folículos (dentro de los cuales se encuentran los ovocitos) con la consecuente ovulación. Normalmente la bulldog ha dejado de sangrar. La vulva está menos turgente pero aún hinchada. Puede haber aún una descarga muy ligera. Aunque lo ideal es que la perra bulldog ya no sangre, puesto que la sangre tiene propiedades espermatizidas. La hembra bulldog se muestra muy receptiva y coqueta con los perros machos. Juega gustosa tanto con estos como con las hembras, manteniendo a menudo juegos de monta similares a los del perro macho. La ovulación de la bulldog ocurre en el segundo día del estro aproximadamente. Se aconseja que en este período se realicen dos o tres acoplamientos con una separación de 48 horas. Para conseguir una camada de cachorros numerosa es muy interesante realizar las inseminaciones en el momento exacto. Para ello nos valdremos de citologías vaginales y de tasaciones de progesterona en sangre.

    3. Metaestro. Duración entre 6 y 10 semanas. Que es el tiempo aproximado que duraría un embrazo de la bulldog. La progesterona se mantiene a niveles altos para mantener la gestación. Cuando se acerque el momento del parto la progesterona empezará a bajar bruscamente. Si no está embarazada el útero de la perra bulldog se prepara para un período de inactividad, el anaestro. Una bulldog no embarazada puede tener un "pseudo-embarazo" o "falso embarazo". Es una mala jugada de las hormonas que confunden los mecanismos fisiológicos de la perra bulldog.

    4. Anestro. Es el período sin actividad en el aparato reproductor de la bulldog y de duración mas larga, unos 4 meses aproximadamente.

Alteraciones en la fertilidad del Bulldog Inglés.

    Muchos de los casos de infertilidad están relacionados con problemas en la monta y la principal solución es la inseminación artificial, que es la técnica mas habitual en el Bulldog Inglés.

    No obstante nos encontramos con hembras de Bulldog Inglés con ciclos sexuales muy largos, de 18 meses incluso. Esto es debido a problemas hormonales de la perra y a alteraciones ováricas como la endometritis quística o los quistes foliculares del ovario. A veces son claramente apreciables alteraciones externas de la bulldog, como las malformaciones en forma de "enanismo genital" . Se puede inducir la maduración de los folículos ováricos y estimular posteriormente la ovulación con tratamientos hormonales. Son técnicas muy complejas que solo un especialista en reproducción de perros debe aplicar. De lo contrario el remedio puede ser peor que la enfermedad.

   En cuanto al perro macho, la principal causa de infertilidad es debida a la mala calidad del esperma. Mediante un espermiograma se puede hacer una valoración del semen del bulldog: concentración, movilidad de los espermatozoides, formas anormales de espermatozoides, presencia de sangre o orina en el esperma, etc. Otras causas de infertilidad en el perro macho son las malformaciones anatómicas del aparato genital, problemas de obesidad, edad avanzada o alteraciones de las tiroides y glándulas suprarrenales.

    Con estos principios básicos ya estamos preparados para abordar el siguiente paso, el apareamiento o cruce de nuestros bulldog. En la próxima entrega explicaremos el proceder de las dos alternativas: la monta natural o inseminación artificial.

Josep Sala

2. El cruce en el Bulldog Inglés.

4. El nacimiento y cuidado de los cachorros. La intervención de los criadores.

 

 

Copyright © 2007 L'Encís Bulldogs. Todos los derechos reservados  |   Josep Sala - lencis@lencis.net